02 de Diciembre 2022

Noticias

03/03/2022

Actualización del Protocolo de actuación ante situaciones de violencia

En el inicio del ciclo lectivo el Consejo Superior aprueba la actualización del Protocolo de actuación ante situaciones de violencia y discriminación por razones de género, identidad y/o expresión de género u orientación sexual.


Tags: Protocolo Género violencias  



¡Nuevas conquistas! 

Celebramos la aprobación en el Consejo Superior de la actualización del Protocolo de actuación ante situaciones de violencia y discriminación por razones de género, identidad y/o expresión de género u orientación sexual.


Esta actualización normativa se enmarca en el PLAN UNR FEMINISTA 2020-2023 (Res. CS 476/2020) que tiene el propósito de fortalecer y dotar de mejores recursos a la tarea del abordaje, acompañamiento y prevención de las violencias sexistas en la universidad. 


El Protocolo de violencia (Ordenanza 734), fue aprobado en la UNR en 2018, después de un largo periodo de trabajo colectivo, enmarcado por un contexto donde otras universidades nacionales y facultades de la propia UNR habían aprobado herramientas similares para el abordaje de las violencias. Al 2022, esta nueva versión del Protocolo, implicó un trabajo conjunto de revisión y actualización que incorpora los avances producidos en la UNR con la creación del Área de Género y Sexualidades, así como en el sistema universitario nacional con la institucionalización de la RUGE-CIN. También, suma la ampliación del marco normativo nacional e internacional, incorporando los postulados de la Ley Micaela, la ampliación de la Ley Nacional 26.485 (que añade tipos y modalidades de las violencias tales como: acoso sexual callejero y violencia politica) o el convenio 190 de la OIT, entre otros.


Dentro de los elementos más importantes de la actualización se destacan la dotación de dos cargos a cada una de las unidades académicas, para los espacios de atención a situaciones de violencia, garantizando la creación de 32 cargos de responsables de espacios de atención en la UNR. Asimismo, la actualización incorpora un anexo con un Procedimiento específico para el abordaje de situaciones que involucren a personas menores de edad, incluyendo principios normativos expresados en el código civil y en la normativa específica que consagra derechos a las infancias y adolescencias.


Otra de las novedades es la incorporación de una asesora jurídica con perspectiva de género en la UNR. Se establecen las funciones del Área de Género y Sexualidades en materia de abordaje de las violencias, que dentro de otras competencias se encargará de la coordinación de formaciones y las políticas de prevención. Otra novedad de la ordenanza, es que se prevé medidas en clave de protección y prevención, como así también de reparación y restauración. 


Como política de fortalecimiento institucional, la ordenanza actualizada regula la creación de dispositivos de atención y acompañamiento en Centros de salud en la UNR; y la creación de un dispositivo de atención y seguimiento de varones que ejercen violencia.


La reforma del Protocolo, es producto del trabajo conjunto sostenido en los últimos años, que se nutrió de los diagnósticos, debates y reflexiones desarrollados en mesas de intercambio y consultivas donde participaron referentas de espacios de atención, representantes gremiales, autoridades de Facultades y Escuelas, así como áreas de gestión institucional. También se desarrollaron espacios de intercambio con asesoría específica que brindaron los equipos de la Defensoría de las niñas, niños y adolescentes, así como de atención de otras universidades.


Con la actualización de la Ordenanza 734 nuestra universidad se suma al trabajo de la Red Interuniversitaria por la Igualdad de Género y contra las Violencias (RUGE-CIN), que comenzará a construir un Registro nacional de violencias de  género (SIRGEV) con el fin de obtener información precisa sobre el abordaje de las violencias a nivel local y nacional. 


La actualización de esta Ordenanza significa un gran avance en materia de abordaje y prevención, y es la reafirmación del compromiso de la UNR en trabajar por la igualdad de género y la erradicación de las violencias sexistas. 


  • Por Danisa Monte