23 de Octubre 2021

Noticias

01/10/2021

Taller Género y masculinidad para funcionarios varones

La formación está destinada a funcionarios varones que integran los equipos de gestión del rectorado y de las 15 unidades académicas dependientes de la UNR.


 



La Universidad Nacional de Rosario, a través del Área de Género y Sexualidades, llevó a cabo un Taller de Género y  masculinidad para funcionarios varones de sus equipos de gestión. La misma se realizó de manera online y contó con la presencia de representantes de todas las unidades académicas.

Esta propuesta de formación se inscribe dentro del Programa de Capacitación de la Ley Micaela, perspectiva de género y sensibilización contra las violencias sexistas de la UNR, aprobado por resolución en 2019, en consonancia con la Ley Nacional 27.499 (conocida como Ley Micaela), que establece la obligatoriedad de capacitaciones en la temática de género y violencia contra las mujeres para funcionaries estatales en todos sus niveles y jerarquías. Asimismo, la Ley Micaela cuenta con la adhesión del CIN recomendando su aplicación en el marco del sistema universitario nacional .

“Para nosotros este es un tema prioritario para transformar radicalmente nuestras prácticas. Los dispositivos de atención de las situaciones de violencia que tanto costaron construir en nuestra Universidad fueron el primer paso y desde ahí visualizamos una institución que asume que debe construir sus propias prácticas para erradicar la violencia de género”, expresó el rector Franco Bartolacci. 

Además, el Rector subrayó la necesidad de seguir avanzando rápidamente en cada una de las aristas para garantizar una Universidad libre de violencias y que para eso hace falta que se asuma un rol más proactivo que garantice esta transformación. “Me produce mucho orgullo el reconocimiento que está teniendo nuestra Universidad en el sistema de educación pública por el trabajo que veníamos haciendo en estos temas. Sin embargo, esto no me conforma, sabemos que hace falta mucho más y por eso es algo que seguiremos profundizando. Apostamos a esta instancia como una herramienta que nos sirva para ser mejores y transformar lo que hacemos cotidianamente”. 

En esta oportunidad, la formación está destinada a funcionarios varones que integran los equipos de gestión del rectorado y de las 15 unidades académicas dependientes de la UNR. El objetivo de la misma consta en introducir a los participantes en los campos de reflexión sobre género y masculinidades, atendiendo a su rol estratégico en la conducción y gestión de las políticas universitarias.

“No nos limitamos a hacer talleres, sino entendemos que la Ley Micaela nos permite construir un dispositivo de discusión global para lograr cambios sustantivos a largo plazo, con motivo de lograr una transformación de esa matriz patriarcal característica de las instituciones para vivir sin violencias”, argumentó la responsable del área de Género y Sexualidades, Florencia Rovetto, y agregó: “No alcanza con el lenguaje inclusivo o el uso de los términos correctos, como tampoco seguir y apoyar lo que hoy está bien visto en relación a la agenda feminista, sino que una política de igualdad requiere el compromiso activo de todes y la revisión constante de nuestras prácticas cotidianas. Sabemos que este es el camino para construir una Universidad mejor y abonar a una sociedad más justa e igualitaria”. 

Los contenidos de la formación son: masculinidades normativas y subordinadas - mandatos, privilegios y costos de la masculinidad - violencias y complicidad - masculinidades libres, diversas y no sexistas - masculinidades y género en la Universidad.

Luciano Fabbri, coordinador del Área de Género y Sexualidades y además de este programa, recordó la interpelación de Néstor “Yuyo” García, papá de Micaela, quién plantea que es estratégico trabajar con los varones porque si la la Ley Micaela va a servir solamente para dialogar con las personas convencidas (que generalmente son las mujeres y las diversidades sexuales y de género) “difícilmente podamos transformar nuestras instituciones, las cuales mayoritariamente tienen todavía en los lugares de conducción principal a los varones”

Modalidad y dinámica de cursado

El curso será virtual, asincrónico y autogestionado de 4 módulos, diseñados de manera sintética, dinámica e interactiva.  Esta modalidad tiene una carga horaria aproximada de 8 horas, a realizar en el plazo de un mes. Durante este proceso, los participantes contarán con acceso a un padlet (muro virtual), donde podrán volcar dudas, preguntas, compartir reflexiones, a retomar durante los talleres de cierre.

Cabe destacar, que cada unidad académica deberá designar a una persona responsable -preferentemente un varón integrante de los equipos de gestión- cuya función será realizar el acompañamiento y seguimiento de esta modalidad a fin de alcanzar los objetivos previstos y mantener la comunicación con el coordinador de esta formación. 

Por último, se realizará una serie de talleres presenciales durante el mes de noviembre por unidad académica, con el objetivo de poner en común el proceso de formación transitado y situar estas reflexiones en el marco de las políticas de género, sexualidades y violencias de la Universidad. 


  • Periodistas: Gonzalo J. García