19 de Junio 2021

Noticias

10/05/2021

El programa de Huertas Comunitarias suma espacios trabajando con personas en situación de encierro

Este programa del Área de Extensión y Territorio viene trabajando con organizaciones y agrupaciones sociales en diversos espacios de Rosario y la región y ahora suma otros espacios, esta vez para trabajar con personas privadas de la libertad.


 



Uno de los nuevos espacios de huerta en este 2021 se ubica en la Unidad Penitenciaria Nº11 y está enmarcado en un curso de formaciones específicas, coordinado por docentes de la Facultad de Ciencias Agrarias. 

“La formación de estas huertas tienen como objetivo el abordaje socio productivo, generando en los participantes la motivación por la huerta, pero permitiendo problematizar y reflexionar sobre diversos aspectos", destaca el Ing. Gonzalo Arrizabalaga, responsable del programa.

Destinado a personas privadas de su libertad que cumplen sus condenas en la Unidad Penitenciaria (UP) N° 11 de Piñero, Santa Fe, el trabajo de huerta se plantea como espacio pedagógico que integre diversas formas de evaluación en la práctica 

El programa contempla la entrega de certificados en competencias específicas en manejo de huerta a quienes cumplan con las instancias evaluativas y trabajos grupales, contemplando casos particulares y el tiempo dedicado al aprendizaje y al cuidado del espacio productivo.

Desde principio de año se viene construyendo un espacio de huertas junto a chicos en el Centro Especializado de Responsabilidad Penal Juvenil, en acción coordinada con la Dirección Socioeducativa en Contextos de Encierro, del área de Derechos Humanos de la UNR. “Cada espacio que aborde cuestiones relacionadas con el hacer, poner en valor los conocimientos propios y compartir con otros experiencias son esenciales. No sólo significa aprender y hacer huerta sino que su objetivo es crear condiciones capaces de mejorar la calidad de vida de quienes se involucran” , señala María Chiponi, Directora de la Dirección de educación en contextos de encierro.

En un futuro se contempla incorporar otras unidades penitenciarias de Rosario para seguir ampliando y llegando a más personas con este programa que propicia espacios socio-educativo de encuentro y formación alternativa a la escena cotidiana del encierro, donde brindar una propuesta destinada al reconocimiento y apropiación de un conjunto de herramientas y saberes técnico-profesionales ligados a la producción de alimentos.



  • Por Damián Burki