26 de Febrero 2021

Noticias

27/01/2021

Gran inversión en ciencia y tecnología

La Universidad Nacional de Rosario y el Conicet invertirán 30 millones de pesos para la construcción de laboratorios del IPROBYQ y la Incubadora UNR.


 



El Rector Franco Bartolacci y la presidenta del Conicet Ana María Franchi firmaron un convenio para la construcción de los laboratorios del Instituto de Procesos Biotecnológicos y Químicos Rosario (IPROBYQ) y la Incubadora UNR, en Berutti y Riobamba, dentro del predio de la Ciudad Universitaria Rosario.

El edificio, de 600 metros cuadrados, estará vinculado con el edifico INNOVA y contará con tres plantas. Dos se ellas estarán destinadas para el funcionamiento del Instituto y otra para la Incubadora. La obra tiene un presupuesto inicial de 30 millones de pesos que serán financiados por la Universidad y el Conicet.

“Poder cumplir con estos objetivos significa saldar una deuda histórica, la de garantizar condiciones de trabajo, de estudio, de producción científica acorde a los desafíos y a la excelencia de los institutos de doble pertenencia que tenemos”, afirmó el Rector Bartolacci y agregó: “Es una gran noticia, un acuerdo histórico para el Instituto y para la Universidad”.

Además dijo que este acuerdo permite imaginar ya con hechos concretos el desarrollo de la incubadora de la UNR que se inscribe en el contexto del edificio UNR Innova a inaugurarse en el mes de marzo. Este alojará todas las actividades de ciencia, tecnología e innovación.

“Este año que pasamos tan triste demostró que la comunidad científica estaba y pudo responder”, sostuvo la presidenta del Conicet Ana María Franchi y destacó que esta comunidad no se hace de un día para el otro, sino que es una construcción. Afirmó que hay un cambio de política, de apoyo a la ciencia y a la tecnología y manifestó estar esperanzada con el proyecto de ley de financiamiento del área

En cuanto al presente convenio consideró que es muy importante porque significa lograr una sede propia de un instituto que tiene una gran actividad de transferencia hacia el sector privado, especialmente a la industria aceitera. “Esta obra permitirá que los investigadores puedan trabajar en un lugar mucho más confortable y en condiciones dignas”.  


  • Periodistas: Victoria Arrabal
  • Fotógrafos: Camila Casero