16 de Julio 2019

Noticias

12/06/2019

Expresando proteínas en bacterias: lo clásico y lo moderno

Investigadores del IBR (UNR-CONICET) realizaron una revisión del tema con amplio impacto en la comunidad científica.


Tags: institutos doble dependencia unr-conicet espacio secyt  



Por Claudio Pairoba*

Eduardo Ceccarelli y Germán Rosano son docentes-investigadores de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas y el CONICET que desarrollan sus tareas en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario, uno de los institutos de doble dependencia UNR- CONICET.

Con amplia experiencia en el tema, los investigadores llevaron adelante una revisión sobre los métódos para la producción de proteínas en bacterias, técnica en su momento revolucionaria que permitió importantes avances en diversos campos. El impacto del trabajo fue tan marcado (superó las 1000 citas en 5 años) que les pidieron ampliar sus resultados con una nueva revisión. Ceccarelli nos cuenta más sobre la publicación y sus alcances.

¿Por qué les pareció importante llevar adelante esta revisión?
La expresión transgénica de proteínas en microorganismos como las bacterias es una herramienta fundamental para muchas líneas de investigación. Este conjunto de metodologías es también muy relevante a nivel industrial. Hemos podido estudiar proteínas que son prácticamente imposibles de obtener de la naturaleza por su poca cantidad, por el organismo en que se encuentran o por el hecho que han sido generadas por el hombre y no existían antes de esa creación. Se han logrado obtener cantidades considerables de proteínas tanto para su estudio como para su uso comercial a partir de bacterias transgénicas. Muchos de los productos biotecnológicos que hoy en día estamos utilizando (medicamentos, vacunas humanas o animales, mejoradores de la industria alimenticia, productos para diferentes industrias químicas, etc.) provienen del empleo de estas metodologías. Así que sabíamos que es un tema importante. Conjuntamente a este interés, nuestro grupo utiliza estas metodologías de manera cotidiana y hemos ganado mucha experiencia en las mismas. Pensamos que nuestra experiencia podría ser útil a otros, y parece que ha sido así, por la respuesta que vemos a nuestro artículo.

¿Qué fue lo que encontraron, qué les sorprendió?
Sabíamos que es un campo muy amplio del conocimiento. Sin embargo, descubrimos que era aún más extenso de lo que suponíamos y que el interés por el tema se mantiene vigente. Creo que más de una vez leyendo alguno de los artículos publicados por otros laboratorios nos ha sorprendido la diversidad de enfoques existentes y el ingenio que algunos investigadores han tenido para crear sistemas totalmente novedosos. Nuestra idea es que conocer ese repertorio de herramientas puede posibilitar su aplicación, y en muchos casos hacer que un proyecto pase del fracaso al éxito.

¿Cuáles son las expectativas con esta nueva revisión que les están pidiendo?
La revisión que nos solicitaron ya fue enviada y ha sido aceptada. Nuestra idea fue actualizar el conocimiento en el tema desde el momento que se publicó el trabajo anterior hasta la actualidad y analizar las nuevas estrategias que han aparecido. También intentamos brindar nuestro parecer sobre cómo emprender un proyecto de expresión de proteínas. Ambos artículos serán inseparables. El primero genera una revisión hasta el 2014 y el que aparecerá a la brevedad actualiza el tema hasta la actualidad. Para quien quiera sumergirse en la expresión de proteínas en microorganismos le sería conveniente leer ambos trabajos.

Estos trabajos has sido de utilidad para nuestro grupo, porque es una organización meticulosa de sistemas y posibilidades. También es una buena herramienta para la enseñanza del tema. Pero creo que la verdadera utilidad reside en la aplicación que le puede dar aquel que quiere obtener una proteína recombinante de interés a partir de bacterias. En nuestros trabajos puede encontrar el mecanismo de cómo hacerlo. Eso es una alegría para nosotros. Saber que muchos nos citan porque han logrado avanzar en sus trabajos a partir del nuestro.

El trabajo se encuentra disponible aquí.

*Miembro de la Escuela de Comunicación Estratégica de Rosario y la Red Argentina de Periodismo Científico. Acreditado con la American Association for the Advancement of Science (Science) y la revista Nature.


  • Por Claudio Pairoba