16 de Julio 2019

Noticias

24/05/2019

El Comedor del Rosariazo

A 50 años de este hecho histórico la Facultad de Humanidades y Artes realizó un homenaje en el lugar donde se ubicaba el antiguo Comedor Universitario, el cuál fue un espacio central dentro del acondecimiento. 


Tags: Rosariazo Estudiantes NoDocentes Docentes  



A 50 años del Rosariazo, la Facultad de Humanidades y Artes organizó un homenaje al movimiento universitario, protagonista de aquel momento histórico. El evento contó con la presencia de diversas autoridades de la Universidad Nacional de Rosario, entre ellas la del Rector Electo Franco Bartolacci, junto a el nuevo Decano de la Facultad, Alejandro Vila, y la vicedecana, Marta Varela.

Durante el encuentro, se inauguró una placa conmemorativa que recuerda la importancia que tuvo el Comedor Universitario en la gesta del Rosariazo.

Del emotivo homenaje participaron también el ex Rector de la UNR, Darío Maiorana, el ex Decano de la Facultad de Humanidades y Artes, José Goity; el Secretario General de APUR, Miguel Ángel Roldán; la Secretaria General de COAD, Laura Ferrer Varela y representantes de la Federación Universitaria de Rosario. Asimismo se hicieron presentes Francisco Parenti, "Coco Lopez" y Aníbal Reinaldo, así como también delegados, docentes, nodocentes y representantes estudiantiles.

Un acontecimiento histórico a nivel nacional.

En mayo de 1969, las protestas estallaron en las calles en contra el gobierno de Juan Carlos Onganía. El movimiento estudiantil, ya activo desde principios de ese mismo año, se movilizó en contra del límite que se imponía a los cursos de ingreso en las facultades y a los comedores universitarios.

El 16 de mayo, a causa de la inquietud producida por el repudio a los sucesos de Corrientes, en la que fue asesinado un estudiante universitario a causa de la represión policial, se decidió la suspensión de las actividades durante tres días.

Los estudiantes se congregaron en el Comedor Universitario de Rosario, desde donde marcharon por el centro de la ciudad. Más de 400 estudiantes realizaron protestas por varios días, y a causa de una emboscada policial en plena peatonal, es asesinado el estudiante Adolfo Bello. “Lo que ocurrió ese día fue un ataque a toda la comunidad de trabajadores y estudiantes. Creo que es importante recordar este momento para entender qué fue lo que construyó el Rosariazo. Fue un momento histórico que le puso un freno a un gobierno autoritario”, comentó Roldán al recordar lo sucedido.

La indignación general causada por este suceso desencadenó el Rosariazo, la primera de las grandes manifestaciones populares que marcarían el principio del fin de una dictadura que se presentaba a sí misma como la "Revolución Argentina”.

Recuperar un espacio insignia de los estudiantes universitarios.

Luego los cierres masivos de los Comedores Universitarios durante tiempos de dictadura, la Facultad de Humanidades y Artes es la única dependencia de la Universidad Nacional de Rosario que reabrió su comedor, en el año 2017, en sus propias instalaciones ubicadas en el Edificio de Corrientes 745. Una reivindicación histórica para el conjunto de la comunidad educativa.

Bartolacci afirmó que es un verdadero placer que este sea su primer acto luego de la Asamblea Universitaria que lo eligió Rector, porque es un ejemplo de los objetivos que va a tener la UNR a lo largo de los próximos cuatro años. Reconoció la labor de Darío Maiorana, quién durante su gestión, se re abrieron muchos comedores de la Universidad, recordando así la importancia que tienen estos en la historia de Rosario. A su vez, subrayó que la comunidad académica es hija de la Reforma Universitaria de 1918, de los jóvenes que buscaron la gratuidad de la educación superior, de los que se opusieron a los autoritarismos, de los que defendieron la vuelta a la democracia y es contemporánea de aquellos que defendieron la institución durante la década de los 90 y los que siguen impulsando aún hoy una Universidad más amplia.

“Queremos hacer de esa memoria un mandato, porque no siempre se hizo lo suficiente para que los que no pueden ingresar a la Universidad, lo hagan. Por eso hay que trabajar para seguir peleando por una mejor educación pública, y necesitamos tomar el compromiso para poder garantizar que los que no pudieron caminar estos pasillos, puedan hacerlo. Y para lograrlo, hay que salir de la zona de confort. Los estudiantes que valientemente participaron del Rosariazo hicieron posible que hoy estemos acá, y hay que honrar su memoria”, expresó quién asumirá la conducción de la UNR a principios de agosto de este año.

Por su lado, Alejandro Vila se mostró emocionado al recordar el papel protagónico que tuvo la Facultad de Humanidades en la gesta popular que se dió hace exactamente 50 años. “El comedor era un espacio de debate, lucha política y de sociabilidad. Fue el punto de partida de semejante manifestación. Los espacios son parte de la memoria y nutren el imaginario para que no nos olvidemos de esos hechos. El comedor significa un lugar que es muy sentido por la comunidad, es por eso que pertenece a la historia de nuestra ciudad y país”.

“El Rosariazo se convirtió en una bandera necesaria para defender los intereses de docentes y estudiantes. Evita decía que donde hay una necesidad, hay un derecho. Es por tal motivo que hay que seguir conquistando beneficios para la comunidad universitaria”, recalcó Ferrer Varela.


  • Periodistas: Gonzalo J. García
  • Fotógrafos: Camila Casero