15 de Diciembre 2018

Noticias

30/11/2018

“Somos las UNR y estamos orgullosos de serlo”

Durante la celebración de los 50 años de la Universidad Nacional de Rosario, el Rector Héctor Floriani se refirió a la misión de la institución y a los desafíos en cuanto a la formación, investigación y gestión.


Tags: Rector UNR 50 años Universidad Pública  



“La presencia de la Universidad Pública en este territorio constituye una importante fuente de inspiración porque pone en evidencia la condición de agente estratégico del desarrollo local y regional que le cabe a la Universidad”, afirmó Floriani en el comienzo de su discurso y ejemplificó: “¿Acaso resulta imaginable el notable desarrollo de los servicios de salud de la región públicos y privados sin los médicos, odontólogos, bioquímicos, farmacéuticos, fonoaudiólogos, psicólogos y enfermeros que se forman, investigan y emprenden en y desde la UNR?

¿Es posible reconstruir el desarrollo industrial de la región desvinculándolo del aporte de nuestros ingenieros, químicos, físicos, arquitectos? ¿Podríamos entender el extraordinario auge de la producción agropecuaria en la región y de la comercialización de esa producción y sus derivados sin el aporte de nuestros ingenieros agrónomos, veterinarios y biotecnólogos? ¿Cómo explicar los logros y reconocimientos alcanzados en la planificación urbanística de Rosario sin vincularlos a la existencia de una usina universitaria de producción teórica y técnica de relevancia en ese área?”

“Lo mismo podemos decir en relación a los aportes de la Universidad al servicio público de justicia, a la profesionalización del servicio exterior de la nación, a la institucionalización de las estadísticas como herramienta del Estado. Análogas reflexiones pueden hacerse en torno a extraordinario desarrollo literario, música y plástica de la región así como de la peculiar relevancia del nodo Rosario en el mapa de la producción científico tecnológica de nuestro país”, afirmó

Centenario de la Reforma

En su discurso, el Rector hizo referencia a la celebración de los cien años de la Reforma Universitaria como inspiración de apertura de la Universidad a su tiempo y a su territorio: “El futuro que ya es hoy nos demanda precisamente desarrollar nuestra capacidad de leer con mayor atención el espacio y el tiempo en el que estamos inmersos mejorando así nuestra capacidad de dar respuesta a ese entorno espacio temporal.”

Consideró que en tres grandes áreas se concentran los esfuerzos por mejorar la capacidad de dar respuesta a las demandas del medio: la elaboración e implementación de la oferta formativa, la formulación y ejecución de una política de investigación y de transferencia a la sociedad y la propia gestión de gobierno universitario.

En cuanto a la elaboración e implementación de la oferta formativa, sostuvo: “Deberíamos ser capaces de lograr mucha más transversalidad en los trayectos formativos que propongamos, promoviendo más permeabilidad lateral entre los campos disciplinares y entre los ámbitos institucionales que tendemos a asumir como naturales contenedores de esos campos.”

“Y deberíamos también comenzar a visualizar nuestra oferta formativa en una perspectiva de integralidad superando la tradición fragmentaria y parcial del diseño de esa oferta, de su implementación, porque ello nos permitirá ganar en complementariedad y sinergia de los esfuerzos y recursos”, agregó.

Sobre la política de investigación, dijo que el desafío es garantizar la continuidad y expansión del prestigio que la Universidad, en alianza estratégica con el Conicet, supo consolidar en décadas de esfuerzo pero al mismo tiempo, mejorar la capacidad de aportar innovación con base en el conocimiento.

En este sentido, afirmó: “Estamos trabajando en el fortalecimiento de los vínculos institucionales con expresiones del medio socioproductivo e intentamos contribuir a superar desconfianzas históricas pero también hemos mejorado notablemente la normativa destinada a regular esa interacción.”

Floriani expresó que para cumplir con las responsabilidades de gobernar la Universidad no basta ya con el voluntarismo bien intencionado ni con los clichés de la corrección política, sino que “es preciso aportar capacitación y profesionalidad para quienes gestionamos así como es preciso innovar en los procedimientos de trabajo e invertir en desarrollo infraestructural.” Y enfatizó: “En todo esto estamos activos.”

Hizo referencia a la tecnicatura universitaria de administración pública destinada al personal no docente creada en 2007 en acuerdo con APUR y el programa de posgrado (especialización y maestría) en política y gestión de la educación superior como herramientas potentes para la capacitación de los recursos humanos. Asimismo, la profundización de una política de calidad de la gestión a través de un sistema de documentación controlada para implementar en un futuro cercano el expediente digital.

Desarrollo infraestructural

El Rector expuso que se están llevando a cabo tres construcciones importantes: el edificio tecnológico iniciado en el anterior período rectoral que constituirá en punto de apoyo físico de una potenciada política institucional de promoción de la transferencia científico tecnológica y la innovación. El comedor del área salud, también iniciado en el anterior período, destinado a satisfacer una necesidad del alumnado. Y el nuevo aulario del CUR de 2700 metros cuadrados destinados a cubrir prioritariamente demandas de espacio para didáctica de arquitectura y ciencia política.

“Decido detenerme en la iniciativa que considero más importante en la historia edilicia de esta Universidad, el proyecto de transformación del CUR y del barrio República de la Sexta”, dijo. “Desde hace 63 años un voluminoso conjunto de instrumentos jurídicos han consolidado la creación del CUR en un sector de la costa semicentral de la ciudad delimitado por Av. Pellegrini Av.Belgrano, Bv. 27 de Febrero y calles Esmeralda, Viamonte y Berutti pero las vicisitudes de la vida institucional de nuestro país habían permitido hasta ahora sólo una concreción muy parcial de esa iniciativa.”  Y aclaró que lo que se empezó a materializar en los últimos meses es la definitiva e integral realización de aquella idea destinada a asegurar a esta Universidad pública la posibilidad de proyectar y construir en el tiempo su campus central.

Misión institucional

“En el centro de nuestra misión institucional está la vocación de servir a nuestra región y a la sociedad argentina en su conjunto que nos sostiene con su esfuerzo”, destacó y expresó que ese capital social que significa para nuestro país el sistema universitario público, constituye una herramienta potente para contribuir a que la sociedad argentina encuentre el sendero del desarrollo sustentable, lo que permitirá al Estado mejorar su capacidad de proveer los bienes públicos que la sociedad demanda y en la cantidad y calidad con lo que lo demanda. “Somos la UNR y estamos orgullosos de serlo, de trabajar al servicio del desarrollo sustentable e inclusivo de nuestra región y nuestro país”, concluyó.


  • Periodistas: Victoria Arrabal
  • Fotógrafos: Sebastián Suárez Meccia

+Info

Secretarias

Informe de los accidentes cortopunzantes

  • 12 de Diciembre 2018
Secretarias

Presentación del libro

  • 12 de Diciembre 2018